Saltar al contenido

Un avi√≥n desapareci√≥ y aterriz√≥ 37 a√Īos m√°s tarde

ATERRIZ√ď 37 A√ĎOS DESPU√ČS
Compartir en:

¿Qué tal damas y caballeros? Habla el capitán, bienvenidos a bordo del vuelo 914, pónganse los cinturones de seguridad y observen el letrero de no fumar. Despegaremos en cinco minutos. Cuando estemos en la altitud de crucero se le servirán refrigerio, nuestro vuelo durara treinta y siete años. Les deseamos un agradable viaje.

¿Que harías si te fueras de vacaciones a otra ciudad y de repente te encontrarás en otro país?

Supongo que los tipos más aventureros disfrutarían incluso de tal cambio de planes, pero la mayoría de nosotros estaríamos confundidos. De todos modos apuesto que incluso los más temerarios aventureros al menos levantarán una ceja si se les dice que volaron por cerca de medio siglo.

La historia

El 2 de Julio de 1955 un avión hizo su camino desde Nueva york a Miami, Florida. Era un buen día soleado y cincuenta y siete pasajeros a bordo estaban ansiosos por ver las cálidas playas y palmeras de Florida.

El avión despegó sin problemas, pero seis horas después, cuando ya debería haber aterrizado en el aeropuerto de destino no se veía por ninguna parte.

Los radares de la torre de control en Miami no mostraron ningún avión que se acercara y tampoco se recibieron señales de socorro. Cuando el control de tráfico aéreo se contactó con la torre de Nueva york, recibieron una respuesta desconcertante: el vuelo 914 simplemente desapareció de los radares en el aire. Todo indicaba que el avión se había perdido.

Aparte de desaparecer de los radares, el control de tráfico aéreo no podía comunicarse con los pilotos mediante la radio. DC-c4 simplemente se desvaneció en el aire, sin dejar rastro de sí mismo y de ninguna de las personas a bordo.

La investigación se inició de inmediato

La ruta de vuelo tomó el avión sobre una parte del Océano Atlántico y parecía que la única explicación de su desaparición era que se estrelló en algún lugar del camino.

Se desplegaron equipos de rescate; la guardia costera estaba explorando las aguas pero aún así no tuvo suerte, no se encontró una sola pieza del avión perdido.

Los investigadores sólo pudieron encogerse de hombros consternados, 57 pasajeros + 4 de tripulación simplemente desaparecieron con una enorme máquina voladora.

Finalmente, aunque el caso nunca se resolvió realmente hubo una declaración oficial de que el avión se estrelló y se llevó la vida de todos a bordo.

A pesar de las numerosas preguntas de los familiares afligidos, nadie pudo decir lo que realmente sucedió con el vuelo 914. Hasta treinta y siete años después al menos…

9 de Septiembre 1992 – Aeropuerto de Caracas

Es un día perfectamente normal para Martín Perez, controlador de tráfico aéreo en el aeropuerto de Caracas: Se presentó en el trabajo y mientras desayunaba con vistas a los vuelos, estaba dando algunos comentarios menores sobre un vuelo en curso, cuando sucedió algo extraño: aparentemente de la nada un nuevo punto apareció en el radar, era como si un avión hubiera aparecido de la nada, o como si se hubiera escondido del radar y hubiera decidido aparecer…

De cualquier manera era algo extraño de ver cerca de un aeropuerto civil, Perez revisó las lecturas varias veces, pensando al principio que era un error. Sin embargo, no fue así; las lecturas fueron correctas y pronto él y sus colegas pudieron confirmarlo con sus propios ojos.

En menos de quince minutos el culpable apareció en el campo de visión: al principio para el control de tráfico aéreo parecía un avión normal. Pero a medida que se acercaba pudieron ver que era, de hecho muy antiguo un avión de pasajeros McDonnell Douglas DC-4 aún con hélices en lugar de turbinas modernas. Tales aviones todavía estaban en uso pero se habían vuelto obsoletos y en su mayoría remplazados por otros más contemporáneos.

Pero eso no fue ni siquiera el comienzo de lo raro; La verdadera confusión comenzó cuando el piloto de la misteriosa aeronave se contactó con la torre y le preguntó en inglés:

¿Donde estamos?

Como responsable de la situación cuando Perez respondió:

Se están acercando al Aeropuerto Internacional de Caracas, ¿A dónde se dirige su vuelo?

Hubo una pausa en el otro lado y luego el piloto respondió:

Somos el vuelo 914 de Pan Am con rumbo a Miami, Florida. Contamos con una tripulación de 4 y 57 pasajeros a bordo.

Esto tomó el control de tráfico aéreo completamente fuera de guardia, ¿Qué hacía un vuelo de Pan Am a 1700 km de su destino? ¿Y cómo llegó hasta ahí?

Perez procedió a hacerle algunas preguntas más al piloto, como:

¡Por favor, proporcione más información sobre usted y su vuelo!

Y lo que escuchó a continuación, lo desconcertó. El piloto le respondió lo siguiente:

Este vuelo está programado para aterrizar en el Aeropuerto de Miami a las 09:45 a.m. del 2 de Julio de 1955.

¿Cómo puede ser esto posible?

La torre de control se mantuvo en silencio, estaban desconcertados. Antes de seguir haciendo preguntas, para no empeorar las cosas, el control aéreo despejó la pista para que el avión aterrizara.

Perez no sabía qué responderle al piloto, tal vez pensó que se había vuelto loco. Pero eso era irrelevante ya que había personas a bordo del avión misterioso. Tenía que asegurarse de que aterrizaron a salvo y decidió hacer preguntas cuando lo hicieran.

Las unidades terrestres fueron inmediatamente llamadas para ayudar al avión y los pasajeros, el cual aterrizó sin problemas. Habiéndose relajado un poco, Martín finalmente decidió preguntar algo que le molestaba:

¿Sabes que hoy es 21 de Mayo de 1992?

La pausa que siguió a eso, indicó que fue un gran error decirlo. Cuando el equipo de Tierra se acercó al avión, la voz desconcertada del piloto dijo:

¿De qué estás hablando?

Cuando la corte escuchó eso, supo que tendría que ordenar a los guardias de seguridad que fueran al avión y escoltar a los pasajeros y la tripulación.

Sin embargo mientras avanzaba hacia el avión el piloto hizo algo que nadie esperaba. Martín escuchó la voz de desesperación del capitán diciendo:

¡NO! ¡MANTENETE ALEJADO! ¡NOS VAMOS AHORA!

Y de hecho volvió a arrancar los motores, y sin esperar el despacho para el despegue, condujo el avión hacia la pista.

Martín intentó detenerlo por la radio, diciéndole que estaba creando una situación peligrosa. El piloto no respondió, simplemente condujo a la pista, aceleró y despegó.

Durante algún tiempo se pudo ver al avión en el aire, pronto sólo desapareció como un punto en el radar y luego desapareció nuevamente.

Ninguna palabra podría describir el impacto en el que se encontraban juan de la corte y sus colegas en la torre de control aéreo. Acaban de ver a un antiguo avión apareciendo de la nada.

El piloto les dijo que se dirigía a Miami, y antes de que pudieran hacer nada, voló de nuevo sólo para desaparecer en el aire como si hubiera sido un alucinacion colectiva.

No se encontró rastro de ese avión nunca más. Y hasta el día de hoy nadie puede explicar lo que sucedió esa mañana en Caracas.

¿Hueles eso? ¿Huele un poco raro, verdad?

Sin embargo debo decir que hay mucha controversia sobre la credibilidad de este evento.

En 1985 un periódico llamado Weekly World News fue el primero en cubrir esta historia y si, acabo de decir 1985, siete años antes de que apareciera la versión más popular: Más tarde el mismo periódico volvió a contar la historia dos veces más solo que con otros detalles y con 1992 como la fecha de un avión que viaja en el tiempo en el futuro.

La imagen de Martín Perez, el controlador de tráfico aéreo en Caracas, también difirió del original de 1985, así que la historia fue en gran parte anunciada como falsa y se convirtió en una especie de leyenda urbana, sin embargo la leyenda aún vive y muchas fuentes la vuelven a contar a su manera.

Algunos incluso llegan a decir que los pasajeros del avión finalmente regresaron a sus hogares. Y extrañamente ninguno de ellos lucía más viejo que 37 años antes, mientras que todos los que conocían envejecían a un ritmo humano.

Dicen que los médicos examinaron al piloto, la tripulación y los pasajeros pero no pudieron encontrar nada fuera de lo común; La gente estaba sana, sin embargo esta parte no parece ni remotamente creíble ya que no se puede encontrar ninguna evidencia sólida sobre 61 personas que regresan de un vuelo de décadas. Es decir, ¿No se hubieran quedado sin comida?

Una cosa que sigue apareciendo en Internet y despertando el interés de los entusiastas paranormales, es un pequeño calendario de bolsillo que de alguna manera se dejó en la pista del aeropuerto de caracas cuando el notorio avión despegó.

Lo que pasa es que es de 1955 y supuestamente sigue siendo el único artefacto de ese extraño encuentro. Pero una vez más: no hay pruebas reales de su existencia.

Bueno quién sabe, tal vez sea sólo un cuento, una leyenda urbana o podría ser una gran conspiración para ocultar el hecho de que el viaje en el tiempo y es posible supongo que nunca lo sabremos.

¿Ustedes que piensan? ¿El vuelo 914 realmente se perdió en el tiempo durante 37 años? ¿O todo es un engaño?